Cómo aumentar tu señal de WiFi

Claves públicas y claves privadas, qué son y para qué sirven
2 noviembre, 2017
Obsolescencia programada, ¿cómo nos afecta?
2 noviembre, 2017
 

Cómo mejorar la señal wifi en nuestra casa u oficina


¿Eres de los que para poder conectarse al WIFi con tu ordenador portátil o con tu móvil tienes que estar muy cerca del router, porque si te mueves a otro punto de la casa no consigues nada de señal? No, no eres el único, somos muchos que hemos pasado por eso. De modo que en este artículo te daremos algunas soluciones informáticas para que puedas tener una mejor señal WIFi en tu casa.

Las causas de una señal WIFi deficiente pueden ser muchas, como que la ubicación del router no sea la más adecuada, un espectro de frecuencia saturado y muchos otros factores.

Lo primero que hay que hacer es buscar el origen del problema. Lleva un registro de la calidad de la señal en diferentes lugares de la casa.

Otra cosa que debes tomar en cuenta es que no todos los routers son iguales, puede depender de la operadora. Otro factor es verificar si el vecino no nos está robando el WiFi, para lograrlo, resultan de gran ayuda aplicaciones como Wireless Network Watcher.

En este sentido debemos decir que varios dispositivos conectados al mismo tiempo influye en gran medida. Si necesitamos conectarnos con más de seis de forma simultánea, sería conveniente que invirtiésemos en una mayor velocidad de conexión.

La ubicación del router

Por lo general, al momento de conectar el router, este se ubica donde le parezca más cómodo al técnico. Es decir, habitualmente donde está el (punto de terminación de la red, para ADSL) o al lado del ONT (optical network terminal, para la fibra óptica).

La mejor ubicación es el centro de nuestra casa, de manera que la conexión sea adecuada desde todos los rincones. Ahora bien, si la vivienda es de dos plantas, entonces ubicar el router en la planta superior es lo mejor, pues las ondas de radio se propagan mejor si no tiene obstáculos en su camino.

De modo que colocar el router lo más lejos del suelo es lo mejor, quizá en un estante cerca del techo, y alejado de las paredes y de muebles muy cerca. Si no alcanza el cable, siempre podemos usar un extensor.

La posición de las antenas (en caso de tenerla) también es fundamental. Lo mejor es que una se encuentre bajada, es decir, paralela al suelo.

Fabricar un reflector casero

Un truco casero y fácil de usar es fabricar un reflector. Se puede hacer con materiales metálicos que hagan rebotar la señal y que eviten que se pierda a través de la pared. Una lata de refresco, por ejemplo, bien nos puede servir. Estando completamente vacía, le quitaremos la parte de arriba, realizaremos varios cortes longitudinales para poder extender el aluminio, y la colocaremos justo encima del router. En fin, cualquier superficie metálica que haga rebotar la señal servirá para nuestro propósito. También se puede hacer el reflector con papel de plata, un colador metálico o una lata de conserva.

Usar un amplificador

Una buena solución para expandir mejor la señal de WiFi es instalando un extensor o amplificador –con o sin PLC-. Los más básicos solo detectan la WiFi, copian los parámetros y protocolos de seguridad más importantes y crean una nueva señal; su instalación no requiere de complicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *