Elegir entre iPhone 8 o Samsung Galaxy Note 8

Mitos y verdades de tener el cargador conectado siempre a tu ordenador
2 octubre, 2017
Face ID, ¿cómo funciona?
31 octubre, 2017
 

Elegir en el iPhone 8 o Samsung Galaxy Note 8



En el décimo aniversario del iPhone, se ha visto nacer un teléfono único e inigualable. Es por ello, que incorpora exclusivas novedades tecnológicas que a continuación son comparadas con la joya de la corona de su eterno rival, el Samsung Galaxy Note 8. Y es que el mundo de la informática, nunca va a detenerse ni a dejar de sorprender a sus fieles seguidores.


Pantalla OLED frente a AMOLED

Es el primer aspecto que se ve y que más tienen en cuenta los usuarios. El Samsung Galaxy Note 8 tiene una gran pantalla de 6,3 pulgadas con una resolución Quad HD+ Super AMOLED, que cuenta con una tecnología Mobile HDR Premium frente a la OLED mejorada, pero más pequeña de 5,8 pulgadas del iPhone 8, que Apple ha bautizado como una Super Retina HD.

Procesador y memoria

El Note 8 cuenta con un procesador Exynos 8895, de 8 núcleos que viaja a 2,3GHz y una tremenda memoria RAM de 6 GB. La memoria interna es de 64 GB y se puede extender hasta los 256 con una tarjeta microSD.

Apple sigue sin querer ver las tarjetas microSD. El iPhone 8 no cuenta con esta posibilidad. En cambio, sí incorpora por primera vez un chip de seis núcleos. Todo esto en conjunto a 3 GB de memoria RAM y opciones de memoria de 64 y 256 GB. Punto para el Samsung Galaxy.

La cámara

Samsung ha llegado un poco más tarde que Apple a la gran moda informática de las cámaras dobles. El Note 8 tiene dos lentes de 12 megapíxeles cada uno, y cuenta con un zoom óptico 2X -f 2,4- y un zoom angular de -f 1,7-. De cada foto tomada, se pueden obtener varias versiones con diferente amplitud, acercamientos a un objeto y profundidades de campos.

Apple, por su parte, es la reina de las cámaras, apuesta también por dos lentes de 12 megapíxeles con 28 y 56 milímetros, un gran zoom angular de –/1.8 y un teleobjetivo de con zoom de –/2.4. Dispone además de una doble estabilización óptica y un gran flash de cuatro luces LED con sincronización lenta. La increíble cámara frontal, de 7 megapíxeles, es parte del novedoso sistema de reconocimiento facial del IPhone FaceID.

La batería

Apple ha conseguido que la batería montada en el iPhone 8, que parece ser de 2.700 mAh, tenga hasta dos horas más que la del iPhone 7, siendo todo un logro en los tiempos que corren. Otro tanto a favor de la compañía de la manzanita es la carga inalámbrica del dispositivo, que funciona con el estándar Qi. En solo 30 minutos se puede obtener la mitad de la carga con el cable y un adaptador de corriente USB-C de la marca Apple de 61 W.

La batería del Note 8 ha estado en un punto de mira tras el gran fiasco informático del Galaxy Note 7. Samsung ha diseñado esta vez una batería un poco más pequeña de 3.300 mAh y segura, a costa de una menor autonomía.

Precio casi prohibitivo

Ambos equipos de la gran esfera informática superan la barrera increíble e impagable para algunas personas de los 1.000 euros. El Samsung Galaxy Note 8 está disponible por 1.010 euros, y el iPhone 8 ya se puede reservar a un precio de 1.159 euros en su versión de 64 Gb y 1.329 euros la de 256.

¿Y tú, con cual equipo te quedas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *