Face ID, ¿cómo funciona?

Elegir entre iPhone 8 o Samsung Galaxy Note 8
24 octubre, 2017
El uso de VPN’s para proteger a tu empresa
31 octubre, 2017
 

El reconocimiento facial de apple, Face ID

Tras meses de larga y desesperante espera, el iPhone X ya está prácticamente en el mercado. Con él llega un servicio de informática, llamado Face ID, el nuevo método de autenticación y reconocimiento del usuario que pasará a reemplazar a Touch ID. La huella dactilar deja de estar a la moda, y da paso al rostro como elemento para desbloquear el equipo, confirmar compras en la App Store o verificar pagos con Apple Pay. Pero, ¿Cómo funciona exactamente este sistema?

En primer lugar, se trata de un servicio de informática que usa una cámara frontal y una cámara infrarroja. Esto significa que el iPhone X no solamente, ve como se suele ver una cámara frontal normalmente, en dos dimensiones, sino que hace un reconocimiento tridimensional con la cámara infrarroja que detecta la profundidad de las caras, así como las extensiones entre facciones: distancia entre ojos, la forma y tamaño de la nariz, etc.

Los sensores que hacen posible Face ID


El sistema que hace posible el servicio de Face ID, es un gran conjunto de cámaras y sensores llamado TrueDepth y está colocado en la parte superior del frontal del equipo, justo en esa zona que quita una parte de la gran pantalla OLED de 5.8 pulgadas.

En ese hueco oscuro, se encuentran componentes muy normales como la cámara frontal, el sensor de proximidad, de luz y ambiente, un micrófono y un altavoz, sin embargo ahora hay nuevos invitados: la cámara infrarroja.

Cómo funciona


Cada vez que la pantalla del equipo se enciende, el iluminador de infrarrojos detecta la cara del usuario. Esto también implica, y es un factor importante, que no depende de las condiciones de luz, y por eso también funciona en la oscuridad.

En ese instante, la cámara infrarroja toma una imagen del rostro, al mismo tiempo que el Dot Projector, proyecta una red de 30.000 puntos sobre la cara. Tras ese escaneo, los datos se comparan con el modelo que ya está guardado de la cara del usuario. Obviamente, ni la luz infrarroja ni los 30.000 puntos son visibles para la persona que usa el servicio, y todo esto ocurre en décimas de segundo.

Funciona en la oscuridad y aprende los cambios físicos


Face ID solo funciona cuando se mira a la pantalla del iPhone y Apple, se asegura que no se pueda engañar al sistema usando una foto del usuario, ya que necesita detectar la profundidad del rostro.

¿Y qué pasaría si los usuarios se dejaran crecer la barba, o usaran gafas de sol? No hay problema alguno, Face ID sigue funcionado perfectamente y entra en juego el procesador A11 Bionic del iPhone, un procesador que hace uso de redes neuronales para procesar toda la información y así aprender automáticamente cómo va cambiando la cara a lo largo del tiempo.br />
Entonces, ¿Es tan seguro Face ID como Touch ID? Según la empresa Apple, con el nuevo sistema de reconocimiento facial hay una posibilidad en un millón de que otra persona pueda desbloquear el equipo, mientras que con Touch ID es de una entre entre 50.000. Así que sí sus estadísticas son ciertas, es la forma más segura de cifrar el equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *